¡Has un plan para cubrir necesidades inesperadas!

Cuando terminaste tu presupuesto, puede que hayas notado que cuando sumaste tus ayudas financieras, becas, préstamos federales “Stafford” y la contribución familiar con la que cuentas, aún con eso, no lograste acumular tu costo total de admisión. Hay muchas formas para esquivar esta brecha -puedes reducir tus gastos personales, trabajar mientras estudias en el colegio, tomar préstamos federales o privados adicionales o tu familia puede apoyarte con un poco más de ayuda económica. Habla con tu funcionario de ayuda financiera del colegio en persona para determinar cuál de estas opciones es la mejor para ti.

Verifica si hay alguna otra beca o ayuda financiera basada en el mérito que puedas solicitar. Las becas son una manera extraordinaria para encaminarte a la solución de una necesidad no satisfecha.



Fecha de vencimiento
05/1/2017

Añadir al gCal

¡Ayuda!

¡Puedes hacerlo!

Cada una de estas ideas de financiamiento tienen sus pros y contras:
  • los préstamos privados son fáciles de conseguir a corto plazo, pero pueden ser muy difíciles de pagar, y sino puedes pagarlos, tu puntaje de crédito quedará arruinado.
  • Los préstamos federales son más fáciles, seguros y más baratos para pagar que los préstamos privados, pero hay límites de préstamo más estrictos y reglas para elegibilidad.
  • Trabajar suena bien, pero puede resultar muy difícil el estar al día con tus clases mientras tienes un trabajo constante.
  • Es importante mantener tus costos bajos durante el colegio, ¡pero no puedes comer tantos fideos de Ramen y mantequilla de cacahuate hasta que tu cerebro se empiece a dañar!
¡Ve y habla con tu oficina de ayuda financiera! Ellos están allí para ayudarte a costear el colegio.